Listado

2022, un gran año para Redradix

Nuestro CEO, Juan Marí, es el responsable de hacer balance de los últimos doce meses. Una foto positiva en la que hemos crecido mucho y, sobre todo, bien.

Autor/a

Fecha de publicación

20/12/2022

Compartir

Twitter

LinkedIn

Hace doce meses, en esta misma página en blanco, me planteaba 2022 como un año en el que dar continuidad al crecimiento pero manteniendo nuestra cultura. Ahora creo que en términos cualitativos hemos conseguido hacerlo incluso mejor de lo que me podía imaginar.

Hemos crecido cuantitativamente, pero es más importante el haber consolidado el enfoque por el que decidimos apostar en su momento: un acercamiento más completo (y complejo) a nuestro trabajo, haciendo no solo proyectos, sino productos digitales. Quisimos seguir esta línea y de forma proactiva hemos crecido en el camino marcado.

Si echamos la vista atrás, 2022 comenzaba con optimismo por la recuperación tras el Covid-19, pero en febrero nos encontramos con el inicio de la guerra de Ucrania y la crisis posterior. Por eso podemos hablar de un año de incertidumbre y de convulsión en nuestro sector, con oleadas de despidos en las grandes tecnológicas que también han propiciado una importante corriente de movimientos laborales que hemos sufrido.

Aún y todo hemos crecido un 30% facturación. Esto, con un inicio de año complicado es una muy buena noticia. Si al final la foto ha salido bastante buena, como quisimos compartir en nuestra felicitación de navidad, es porque hemos cerrado un segundo semestre muy fuerte. El equipo ha aumentado en paralelo de forma notable. Ya somos 60 personas en el equipo, y todavía tenemos prevista la incorporación de casi una decena más en las primeras semanas de 2023.

No solo en números

Todo este crecimiento cuantitativo por sí solo no me importaría tanto. Detrás ha habido un cambio cualitativo que se ve reflejado en el crecimiento de capacidades y madurez de la empresa, y también en las personas que están detrás.

Poco a poco hemos empujado una gran evolución en la forma en que estamos tratando los proyectos y los clientes. Hemos trabajado muy productivamente en generar cuentas, clientes con los que establecemos verdaderas relaciones de partnership en el tiempo. Hoy trabajamos con 6 empresas con este tratamiento, con equipos que conocen a fondo sus productos y necesidades y con un modelo de gobierno que está dando buenos resultados.

Esta forma de acercarnos a los clientes nos ha dejado muchas cosas positivas. Hemos aumentado en volumen de negocio, pero también en la confianza que recibimos por su parte. Ahora nos perciben como una empresa más cercana a sus necesidades y las relaciones crecen -además de en facturación, que siempre es positivo- de forma cualitativa. Estamos ayudando a estos clientes a solucionar sus problemas, ya que este mayor conocimiento nos permite plantear soluciones de forma proactiva. Vamos mucho más allá de la mera ejecución.

En este modelo de gestión, junto al de dirección de cuentas, han cobrado una gran importancia los roles de dirección técnica y dirección de producto. Figuras que hace doce meses no existían en la agencia y que hoy ejercen 8 personas que son las encargadas de liderar el desarrollo de productos digitales que hacemos en Redradix. En línea con esta evolución, hemos empezado a empujar nuestra actividad en el terreno de la analítica y QA. Dos ámbitos en los que esperamos haber despegado del todo en los próximos meses.

Y como no puede ser de otra forma, todo este cambio ha supuesto un aumento considerable del equipo. Un reto en un año en el que hemos visto un gran movimiento en el sector y que también nos ha tocado a nosotros en forma de salidas. Ahora somos 60 personas en el equipo, con la disciplina de UX/UI especialmente reforzada (ha sumado 7 caras nuevas) y con más gente en maqueta, desarrollo, gestión y servicios generales. Algo que hace un par de años no contemplábamos.

A partir de este crecimiento, iniciado ya en 2022, se nos planteaba el reto de mantener nuestros valores para que el equipo siguiera estando en el centro de todo. Por eso hemos ido impulsando iniciativas para hacer hincapié en los temas de equipo, aunque de forma distinta a cómo lo entendíamos hasta entonces. No es posible cuidar de la misma forma a 60 personas que a 18, los mecanismos tienen que ser otros.

Esto nos ha llevado a celebrar nuestro primer RIS, Redradix Innovation Space. Unas jornadas que nos permitieron trabajar juntos durante 3 días en proyectos propios y con grupos formados a partir de intereses comunes. Casi todos desde la oficina, reforzando los lazos al compartir momentos de ocio. Pero no solo el RIS, la incorporación de nuevos perfiles de servicios generales, el lanzamiento de un pódcast interno para estar al día, un blog del equipo y otras actividades paralelas como el club de cine nos están ayudando a fijar nuevas estructuras de comunicación e interacción entre todos. Un reto con un equipo ampliado y en remoto.

El ecosistema Redradix

Este 2022 ha sido un buen año para la empresa, pero estamos igualmente muy satisfechos con la evolución que han tenido todas nuestras spin-offs:

  • Pipa y Limón, la primera marca que lanzamos, ha ido especialmente bien este año. Desde enero hemos visto triplicarse su facturación mensual, por un aumento de los pedidos que también ha llegado a sus redes sociales. Hoy ya no es una empresa gestionada por una única persona, si no que cuenta con su propio equipo empujando para que siga por el buen camino. Ha demostrado que puede seguir dando mucho de sí. Por eso, este 2023 veremos su rebranding y su nuevo e-commerce, que por supuesto correrá a cargo de Weco.
  • Ophion también ha crecido y cada vez está más consolidada. Ha encontrado su hueco en el sector y tiene ya su cartera de clientes recurrentes, por lo que son también una persona más que hace un año. Toca seguir creciendo y demostrando hasta dónde somos capaces de llegar cuando hablamos de desarrollo creativo.
  • Weco empezó 2022 dando sus primeros pasos. Desde entonces no han parado de llegar leads y tenemos entre manos su primer gran proyecto compartido con Redradix. No ha faltado el trabajo y estamos en la situación en la que nos gusta estar: hemos visto que es una marca que tiene sentido y a la que vemos el potencial. Hemos validado nuestra apuesta por Shopify, con quienes hemos estrechado lazos y dado de alta más de una docena de tiendas online en estos meses. No podemos estar más que contentos con esta evolución.
  • El último en llegar ha sido Classe, nuestra unidad de formación. El objetivo aquí era hacer realidad su lanzamiento, algo que conseguimos en el último trimestre. El despegue lo esperamos en 2023, año en el que contamos con sumar convocatorias y alumnos para poder valorar si vamos también por el buen camino.

No me atrevo a decir si durante los próximos meses veremos nacer alguna otra spin-off dentro de la familia Redradix. Por la propia naturaleza de las mismas y porque nunca se sabe cuándo y de quién puede surgir la idea. Lo que sí que tenemos claro es que las 4 que tenemos a día de hoy tienen todo el mundo por delante.

Y ahora qué

En resumen, 2022 ha sido un año con preocupación por la crisis y por los movimientos en las grandes tecnológicas. No podemos negar que esto implica dudas y temores. Pero lo cierto es que hasta ahora no nos ha afectado. Así que no podemos hacer otra cosa que seguir guiándonos por lo que tenemos, que hoy por hoy es demanda y crecimiento.

Por eso, aquí y ahora, de 2023 esperamos seguir creciendo más y mejor. Hacer productos más grandes, de más valor, más cerca de nuestros clientes. Ver hasta dónde somos capaces de llegar todos juntos.

Fotografía de equipo durante la Winter Party 2022

Relacionados

El arte de la visualización de datos: La importancia de los dashboards integrados

Durante más de una década, en RedRadix hemos realizado todo tipo de proyectos digitales, enfrentando desafíos de todas las formas y tamaños. Sin embargo, si hay algo en lo que nos hemos especializado con el tiempo es en la creación de paneles de control y visualización de datos. Una experiencia que hemos querido compartir en nuestro primer informe, “El arte de la visualización de datos”.

9/4/2024

Construir sobre cimientos sólidos: la clave de las auditorías de código

La calidad del código es fundamental para el éxito a largo plazo de un proyecto. Sin embargo, a medida que este crece es común que el código acumule complejidad no deseada y que esta impacte en su mantenimiento y eficiencia. Por eso aquí hablamos de por qué y cómo hacer una buena auditoría del código front-end de un proyecto.

5/3/2024

Button Text