Listado

Hablemos de OPHION

OPHION es una de las spin-offs de Redradix, un proyecto que nace a partir de la iniciativa de un miembro del equipo y que adquiere una entidad propia, manteniendo los valores y pilares de la empresa madre y llevando más allá su apuesta por la especialización.

Autor/a

Fecha de publicación

7/7/2022

Compartir

Twitter

LinkedIn

Ha pasado más de un año desde que Juan, Miguel (los dos socios de Redradix) y yo dijéramos “vale, vamos a lanzar un proyecto que esté dedicado a resolver retos creativos complejos a la hora de desarrollar”. Nacía así OPHION, una nueva marca con la que llegar a un nuevo nicho de mercado, pero que compartía con Redradix una misma manera de entender la creación digital y su mismo proceso, porque eso es lo que hace que todo funcione bien.

Antes de incorporarme a Redradix trabajé sobre todo en agencias dedicadas al diseño digital. Siempre como desarrollador, pero para clientes que buscaban cosas más llamativas, en sectores por ejemplo como la moda. El paso a Redradix (que en aquel momento todavía no contaba con departamento de diseño) supuso para mí mejorar mucho cualitativamente en cuanto a la técnica, trabajando con procesos y códigos mucho más elaborados. Daba el salto a una agencia tecnológica 100%, pero muy reconocida ya en aquel momento por su trabajo en diseño estratégico (ahora también por el lado visual). Y me alejaba de mi background anterior.

Sin embargo, echaba de menos estos proyectos más visuales. Aunque éramos más que capaces de llevar a cabo estos trabajos creativos, los clientes no nos contactaban para ello. Contábamos con la tecnología y el conocimiento, con un increíble expertise del equipo, pero no teníamos portfolio. Estábamos seguros de que podíamos desarrollar sin ningún problema este tipo de propuestas, pero no nos llegaban.

Era casi una espinita y, como creo que a todos, la pandemia me hizo reflexionar, replantearme las cosas y cómo veía mi futuro. Me gustaba trabajar en Redradix y no quería moverme, eso lo tenía claro. Así que en lugar de quejarme, decidí ser proactivo y atreverme a proponer y emprender para volver a hacer este tipo de proyectos más estéticos y visuales. Dentro de Redradix, eso sí.

Porque una de las cosas buenas que tiene Redradix es la facilidad para proponer ideas, ya sean cambios en los procesos, mejoras en la relación del equipo o nuevos modelos de negocio. Como siempre he tenido mucha comunicación con los socios, y ellos son los primeros en apoyar estas iniciativas si tienen coherencia con la agencia, decidí ir a hablar con ellos. Les plantee la idea de abrir un nuevo nicho de mercado, dedicando recursos a la especialización en estos proyectos en los que potenciar especialmente el valor del diseño. Desde el principio lo vimos como una spin-off, una marca nueva, con una identidad y un aire distinto y con suficiente peso para rodar por sí misma. Ha pasado ya más de un año desde el vértigo inicial, probablemente el año más loco de trabajo en toda mi vida.

Así es como, tras casi una década de especialización con una disciplina dedicada al desarrollo UI, Redradix decide crear OPHION. Apuesta por dar el paso a un nivel superior para realizar proyectos más visuales y afrontar retos creativos más complejos, llevando su especialización al lugar donde solo unos pocos pueden competir. El objetivo que nos marcamos Juan, Miguel y yo es que OPHION, como ya ha hecho Redradix, acabe siendo una referencia de calidad en España en su segmento, en proyectos más pequeños pero que suponen un mayor reto en términos de maquetación.

Y creo que esto es más que posible. Porque aunque sea un estudio independiente no deja de tener detrás a Redradix, su proceso y su forma de entender el producto digital. Es un estudio creativo con metodología de empresa de producto, con una cultura interna y una forma de entender el desarrollo que tiene una gigantesca ingeniería de procesos detrás: el trabajo con metodologías ágiles ha permitido adaptar un proceso que busca hacer las cosas bien, aporta valor desde el inicio del proyecto, mejora la eficiencia, minimiza riesgos y reduce costes. A esto hay que sumar la gran integración de la disciplina de diseño con la de desarrollo, hablando todos el mismo idioma, y una forma propia de relacionarnos con el cliente, defendiendo siempre valores de transparencia y honestidad.

En OPHION lo que queremos es que la excelencia, el buen trato al diseño, la innovación, nuestro carácter transgresor y nuestra estrategia orientada a generar impacto permitan a nuestros clientes distinguirse y ganar en repercusión y notoriedad.

Vale, y esto, ¿cómo se lleva a la práctica? Nos valemos de esta unión entre nuestro gran background tecnológico, la estética y la creatividad para: 1) desarrollar interfaces innovadoras orientadas a potenciar y elevar el valor del diseño, 2) ayudar a todo tipo de equipos de diseño a resolver retos creativos que dan vida a cualquier concepto y 3) conseguir una sinergia entre disciplinas que permite conseguir resultados espectaculares.

En este primer año hemos alcanzado importantes objetivos, como colaborar con grandes cuentas, marcas de decoración, moda, museos y startups muy prometedoras, pero también con otros segmentos y clientes. Y hemos tenido ocasión de trabajar con grandes estudios de nuestro país, como Erretrés, Paseo, Farco, o Wozere.

Con ellos hemos podido mostrarnos como un aliado más en la cadena de diseño, entendernos con los equipos y hablar su idioma. No somos el arquetipo de desarrolladores que muchos pueden tener en mente, si no que nos gusta hablar de otras cosas además de código y procuramos estar al día de todo tipo de tendencias y corrientes culturales y artísticas. Es como somos. Nos gustan las cosas bellas y bien hechas.

Relacionados

Cuando la colaboración es la clave del éxito, nuestra experiencia con Kaleidos

A veces el éxito de un proyecto radica no solo en el qué se hace, sino en el cómo se hace. Esta premisa se hizo evidente en nuestra reciente colaboración con Kaleidos, donde tuvimos la oportunidad de aprovechar al máximo Penpot y Taiga.

26/4/2024

Éxito con Shopify: Pipa y Limón, facturación duplicada en 6 meses

Pipa y Limón fue nuestra primera spin-off, una marca centrada en ofrecer productos artesanales de calidad para bebés. Además, es nuestra propia tienda online, la que nos permite poner a prueba todos los aprendizajes con Shopify y constatar su éxito, como duplicar las ventas en los 6 meses posteriores al rediseño de la web o registrar un aumento del 50% en las visitas mensuales.

9/5/2024

Button Text