Listado

Hablemos de teclados mecánicos

Lo usamos todos los días y es una de nuestras herramientas básicas... por eso, según lo que busquemos, la elección de un teclado puede ser una decisión importante. En este artículo, quiero compartir mi experiencia con todos aquellos que estén interesados en adentrarse en el mundo de los teclados mecánicos.

Autor/a

Fecha de publicación

13/9/2022

Compartir

Twitter

LinkedIn

Todavía recuerdo cuando hace 10 años me compré mi primer ordenador de sobremesa. Cuando llegó la hora de escoger el teclado, no tenía ni idea del mundo tan grande que se escondía detrás de esa decisión. Una decisión que para muchas personas en el mundo es muy sencilla y que para mí, en aquel momento, también lo fue.

Quería un pack que incluyera un teclado junto con un ratón y que no superara los 30€. Sin embargo, recuerdo también la curiosidad que me surgió por ver cuáles eran los teclados más caros que se vendían en las webs donde compré el resto de piezas para mi ordenador. 195€ fue el precio más alto que encontré: un teclado mecánico de la marca Corsair.

En aquel momento, no sabía lo que era un teclado mecánico y por qué costaba tanto y me prometí a mí mismo que jamás me gastaría tanto dinero en un teclado porque pensaba que no había nada que justificara que el precio fuera tan elevado.

Pero me equivocaba. A día de hoy, y 12 teclados mecánicos más tarde, puedo decir con certeza que ahora entiendo por qué valen lo que valen.

Teclado mecánico

Tipos de teclados

Antes de adentrarnos en el mundo de los teclados mecánicos, voy a explicar brevemente cuál es la diferencia entre un teclado mecánico y un teclado de membrana (que es el que casi todo el mundo tiene en sus ordenadores).

Teclados de membrana

A groso modo, estos teclados tienen en su interior una membrana de goma, la cual tiene pegados unos contactos metálicos. Cada vez que se presiona una tecla, estos interaccionan con otros contactos en la placa del teclado y cierran el circuito eléctrico, diciendo al ordenador qué tecla es la que se ha pulsado. A diferencia de los teclados mecánicos, estos son más simples y más baratos de fabricar.

Teclados mecánicos de fábrica

Este tipo de teclados se diferencian porque debajo de cada tecla se encuentra un interruptor mecánico (también llamado switch) el cual se activa individualmente cada vez que realizamos una pulsación. Hay tres tipos de switches: lineales, táctiles y clickys, y siempre se ha dicho que los lineales son los más indicados para el gaming (por su rapidez), mientras que los táctiles y los clickys son los idóneos para las personas que pasan gran parte de su tiempo escribiendo en el ordenador, debido al feedback que tienen cada vez que se pulsa una tecla. Aunque claro, esto es totalmente subjetivo, pues las preferencias de cada persona varían mucho y puede que una persona se encuentre más cómoda escribiendo con switches lineales que con táctiles.

Los switches lineales son más silenciosos y rápidos que los otros dos tipos, y cuando los pulsamos no obtenemos ningún feedback en el recorrido de la tecla. En cambio, en los switches táctiles y clicky, en cierto momento del recorrido de la tecla, notaremos un pequeño bump, que indica que ese es el momento en que se ha enviado la señal al PC. Todo el recorrido que hagamos después de este bump no sirve para nada a efectos prácticos.

Adicionalmente, los switches clicky tienen un sonido muy característico que recuerda al de las máquinas de escribir, lo que les convierte en los más ruidosos.

Os comparto un par de vídeos para ver cómo funcionan los tres tipos de switches y cómo suenan.

En la gran mayoría de los teclados mecánicos de fábrica los switches están soldados a la placa, pero ya hay algunos modelos que empiezan a venir con switches hot swappable (intercambiables), lo cual nos permitirá cambiar el tipo de switch en cualquier momento.

Teclados mecánicos personalizables (custom)

Igual que puedes comprarte un ordenador ya montado donde solo tengas que enchufar y ya está, existe la posibilidad de hacer lo mismo con el teclado. El resultado final es un teclado mecánico como los descritos anteriormente, a diferencia de que este teclado lo construyes tú “pieza a pieza”. Y digo “pieza a pieza” porque puedes ser desde comprar uno donde esté ya montada la placa y solo tengas que añadir los switches y las keycaps, a construir, soldar y programar la placa, imprimir una carcasa en 3D para el teclado, imprimir tus propias keycaps y lubricar uno a uno todos los switches.

Hay miles y miles de combinaciones a la hora de crear nuestro propio teclado y, al hacerlo, podríamos llegar incluso a tener un resultado parecido a un Corne Keyboard o un Planck Keyboard. Si te gustaría tener uno como estos, la manera más fácil y menos dolorosa (para los que no sabemos soldar) es comprar un kit donde ya vengan soldadas las placas y preparadas para ser Hot Swappable. Algunas páginas donde puedes investigar (y en las que yo he comprado en alguna ocasión) serían Little Keyboards o Boardsource y, a la hora de escoger el kit, asegurarte de que contratas el servicio para que lo suelden ellos

Teclado mecánico desmontado

Como ves, este es otro mundo también. Si quieres saber más, en este canal de YouTube se habla en profundidad sobre los teclados custom.

¿Qué teclado debería comprarme primero?

Si estás interesado en dar el salto y probar un teclado mecánico, has de saber que por suerte no todos son caros. Hay opciones que están muy bien de precio y que tienen una calidad excelente.

Lo primero que deberías plantearte es qué tipo de switch te gustaría tener. Hoy en día hay muchísimas marcas y muchísimos tipos de switches, Cherry es probablemente la más famosa, seguida de otras grandes marcas como Gateron, Kailh, Romer G (Logitech) o Razer, entre otras muchas, pero estas son las marcas que seguramente encuentres si decides comprar un teclado mecánico de fábrica.

Las principales diferencias entre los switches vienen especificadas por el tipo de switch que es, cuánta fuerza hay que hacer para presionarlo, punto de actuación y fuerza de retroceso. Yo aquí tuve mucha suerte con mi primera elección, porque por aquel entonces no conocía las diferencias que había entre unos y otros y simplemente compré un teclado que me gustó visualmente. Mi elección fue un Ozone Strike Battle, un teclado con switches Cherry Mx Brown, sin pad numérico (TKL, que significa Ten Key Less), compacto y con unos acabados nada envidiables a un teclado de 200€.

Si no sabes cuál elegir, te recomiendo que compres un teclado que tenga switches táctiles, ya que son muy placenteros escribiendo y si, además, también juegas con el ordenador, no vas a tener problemas, pues es muy polivalente.

Ahora bien, ¿cuánto deberías gastarte? Aquí depende del presupuesto de cada uno, pero sinceramente te recomendaría que no bajases de los 60€. La gran mayoría de teclados por debajo de este precio tienen unos acabados un poco simples y los switches que traen no se sienten tan bien.

Hay múltiples opciones, pero os comparto una pequeña lista con diferentes precios en función de cuánto te quieras gastar:

  • Logitech G413, quizás la mejor opción y a un precio ridículamente barato para la gran calidad que ofrece. En oferta se puede llegar a obtener por 63€. Yo tengo su hermano mayor (el G513 Carbon).
  • Ducky One 2 Mini RBB Backlight. Con switches lineales Cherry Mx Speed Silver que son una auténtica delicia al escribir. Cabe destacar que Ducky es una gran referente en los teclados mecánicos.
  • Logitech G915 TKL, con switches Logitech GL táctiles de perfil bajo.
  • Akko 3068 con switches Cherry Mx Brown y disposición americana (que a mí, personalmente, me gusta mucho para programar).

A parte, me gustaría haceros una recomendación, un teclado contra el que creo, sin duda alguna, que es casi imposible competir tanto por la calidad, customización y precio. Este es el Keychron K8 Pro. Estamos hablando de que por 99 dólares (+15 dólares de gastos de envío) puedes tener un teclado mecánico customizable, con switches de la marca Gateron (una nueva versión que vienen prelubricados de fábrica, lo que hace que sean más agradables para escribir), teclas PBT, inalámbrico y con software compatible con QMK o VIA. Este software permite muy rápidamente “programar” nuestro teclado para poder crear macros, crear distintas capas de teclas, etc. Básicamente, nos permite crear nuestro propio layout.

Dónde aprender más sobre teclados mecánicos

Para finalizar, me gustaría dejar una lista de canales que sinceramente creo que son de lo mejor que he encontrado en todos estos años para todos los que queráis seguir indagando en este gigantesco mundo.

Nate Gentile En este canal encontrarás varias recomendaciones y análisis de teclados, y también vídeos en donde se arman teclados desde 0 con explicaciones detalladas.

3ildcat El 95% del contenido de este canal son vídeos probando teclados, junto con lubricación de switches y mejoras de teclados. Ideal para que te hagas una idea de cómo suenan algunos switches y de la diferencia que hay en cuanto lubricarlos o no.

Hijo de la Guayaba Aquí encontrarás un montón de reviews de teclados de todos los tamaños. Este sería un gran canal también para buscar un primer teclado mecánico si estás indeciso, ya que los analiza todos minuciosamente y te dice si merece la pena. También encontrarás reviews de gadgets muy útiles para el día a día.

Relacionados

Detalles de implementación en los tests, un artículo de Kent C. Dodds

Una nueva traducción de un gran artículo de Kent C. Dodds: Testing Implementation Details. Una conclusión: si ya es bastante complicado hacer tests, ¿por qué hay que crear tantas reglas para hacerlo más difícil?

20/2/2024

Hablemos de (y con) Payper, un nuevo modelo de consumo de prensa digital

En RedRadix, nos apasiona crear experiencias digitales que no solo sean atractivas e intuitivas, sino que también impulsen resultados tangibles para nuestros clientes. En este caso, nos enorgullece presentar nuestro trabajo con Payper, un innovador wallet de micropagos que está revolucionando la forma en que consumimos contenido digital.

9/2/2024

Button Text